¿Te gusta el omelette? ¡prepara el más rico con esta receta!

El omelette o tortilla francesa es conocido como un platillo que se realiza con huevo batido y se cocina con aceite o mantequilla en un sartén especifico. La forma que adquiere mientras se cocina es la de una hoja extendida o plegada. Este plato es sumamente versátil y cuenta con muchísimas variaciones alrededor del mundo.

Si eres fan del omelette, entonces has llegado al lugar en donde aprenderás a preparar el mejor de todos. ¿Me sigues? ¡Conoce la receta y preparación! Este será el más rápido de todos los que conoces.

Antes que nada, recuerda que este platillo se puede combinar con carnes frías, quesos y vegetales, todo depende de tus gustos, pero déjate llevar por tus preferencias.

¡Ingredientes del omelette!

Para preparar el omelette necesitarás 50 gramos de crema de leche, una cucharada de mostaza Dijon, dos lonchas de jamón, dos lonchas de queso, cuatro hojas de espinaca, cuatro huevos, cien gramos de champiñones, sal, mantequilla y pimienta.

A prepararlo…

Empieza batiendo los huevos en un bol con fondo redondo. Ahora añade los huevos batidos, la mostaza Dijon, la pimienta, sal y la crema de leche en otro bol. Corta las lonchas de queso y jamón en tiras muy finas. Haz que la mantequilla se derrita a fuego medio en un sartén.  Agrega el jamón, la espinaca y los champiñones cuando espume la manteca.

En este punto, añade la mezcla de huevos al sartén y espera que cocine durante dos minutos a fuego medio bajo. Añade las tiras de queso, dobla en dos el omelette y espera que termine de cocinarse a fuego medio.

Una vez terminado, degustarás del omelette más rápido y delicioso del mundo. ¡Disfruta de tu preparación! Te aseguro que querrás hacer cinco más.

¡Conoce de dónde viene el omelette!

La antigua Persia fue testigo de la primera tortilla francesa realizada, sin embargo, no existen muchos registros ni detalles de ello. Los romanos de la antigüedad, también juntaban huevos con otros productos para crear platillos dulces y salados, de modo que creaban sus propias y originales tortillas medievales.

Por otra parte, Gran Bretaña tuvo su precursor de la tortilla en el siglo XVII. Este se basada en la mezcla de un huevo con hierbas cocinadas con mantequilla. A esto se le concia como “herbolace”, muchos aseguran que era divina.

Ahora bien, hubo una receta francesa que era muy similar a la anterior. En esta se batían ocho huevos y se mezclaban con hierbas y jengibre, todo se cocinaba con aceite, mantecas y otras grasas afines.

Con esta versión muchos decían que debían agregar queso rallado, por ello, la versión más cercana a ese tipo de tortilla incluye queso de cualquier tipo.

Finalmente, es preciso mencionar a Brillat Savarin, un político que se conocía por sus pasiones culinarias, el mismo que inventó la tortilla con huevas de carpa y atún, un verdadero deleite para el paladar. ¿La probarías? Aunque a pocos les gustaba para aquella época, en la actualidad el omelette se combina con muchos ingredientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *