Y si hacemos un delicioso pie de limon?

Pocos postres combinan tan exquisitamente el contraste como un pie de limón: la acidez de su relleno, lo firme de su base y lo dulce de su tope. Y si lo acompañas con una deliciosa taza de café tendrás la merienda vespertina perfecta.  Explicaremos la receta en sus tres componentes: la masa, el relleno y el merengue, mencionando los ingredientes y la forma de preparación.

La masa

Obtener una masa crujiente redundará en una carta de presentación visual a este postre. A continuación, los ingredientes necesarios para lograr tal objetivo:

  • 1 taza de harina de trigo.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 1 yema de huevo.
  • 1 cucharadita de ralladura de limón.
  • 100 gramos de mantequilla o margarina previamente ablandada.

Mezcle la harina, el azúcar, la yema, la ralladura de limón y la mantequilla ablandada. Forme una masa compacta, utilice sus manos, y deje reposar 1/2 hora en la nevera.

Extienda la masa en un molde de unos 20 centímetros, pinche hasta el fondo con un cuchillo y lleve al horno durante 10 minutos.

El relleno

Lo más importante para que el pie de limón nos quede bien es que la textura del relleno sea esponjosa pero estable, para lo cual debemos mezclar de forma precisa los ingredientes.

  • 1 pote de leche condensada.
  • 2 yemas de huevo.
  • 1 cucharadita de ralladura de limón.
  • 1/4 taza de jugo de limón.

Batir bien la leche condensada, las 2 yemas de huevo, la ralladura y el jugo de limón hasta obtener una crema. Vierta sobre la masa ya horneada y lleve al horno nuevamente por unos 10 minutos.

El merengue

Para darle un toque llamativo al pie de limón podemos verter el merengue en forma de picos adornados. Con apenas tres ingredientes vestiremos de gala el postre.

  • 4 claras de huevo.
  • ½ taza de azúcar.
  • 1 ½ cucharadita de jugo de limón.

Bata las claras a punto nieve, añádale la ½ taza de azúcar más la cucharadita de jugo de limón.  Decore cuidadosamente el molde con este merengue y lleve a dorar brevemente al horno caliente por 2 minutos. Por último, coloque en la nevera por un par de horas como mínimo y estará listo para ser devorado.

 

El limón como ingrediente principal del pie que lleva su nombre, es conocido por sus propiedades curativas y preventivas de enfermedades, además aporta una gran cantidad de vitaminas, convirtiéndolo en un gran supresor de toxinas y potente bactericida. Es un postre muy popular, su característico sabor dulce-ácido lo hace favorito de personas de todas las edades.  Adicionalmente, posee una elegancia natural y puede ser comido con facilidad por los niños debido a tu textura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *